Cazando… la pelota!

Como ya habréis visto en más de una ocasión a Grace le encanta jugar con la pelota. Creemos que es donde saca parte de su instinto cazador y que, en nuestro caso, no puede satisfacer de la forma tradicional puesto que no practicamos la caza.

Parte de ese instinto cazador aflora jugando con la pelota y nos encanta verla tan feliz. 🙂

A punto de empezar a correr!

No te escaparás!

Te cacé!

¡Compártelo!

4 comments

  1. Nosotros tenemos a Umma que es nuestra Weimaraner, cuando la adoptamos yo estaba embarazada de 6 meses y ella tenia 45 dias. Cuando nacio Lola mi hija no te das una idea en lo que se convirtio, desde ese momento vive por y para ella, la cuida, no se desprende de su lado un minuto… mira que esta raza es por demas de activa pero con las nenas (que tengo a Mia q tiene 6 y Lola que ya tiene 3) es maravillosa, Lola empezo a caminar con Umma… yo tengo solo buenas referencias de esta raza, principalmente con los niños.
    Y convive perfecto con otros perros e incluso gatos, ya que a los 2 años de Umma decidimos tener un gato y pensamos que seria dificil pero realmente nos sorprendimos esa misma noche encontrarla durmiendo con el gato y convive con 2 perros mas que llegaron despues que ella.
    Es un placer nuestra Ummita, pero es importante tener en cuenta que no es una raza para cualquiera… Un weimaraner necesita atención, actividad y necesita contacto con sus amos.
    Saludos.

    1. Hola Mayra!

      Muchas gracias por tu comentario. Nos encanta tu historia, los weimaraner son perros excepcionales y tienes que vivir con uno para darte cuenta. Muchas felicidades por Umma y saludos para todos.

  2. Se nota que grace es una preciosa weimaraner, tengo una pregunta ¿Un weimaraner es un perro adecuado para personas primerizas y que tengan una bebé?

    1. Hola Bria!

      Muchas gracias por tu comentario. El weimaraner es un perro que necesita un dueño con caracter que lo sepa guiar. Si no has tenido antes ningún perro te aconsejamos que lo lleves a clases de adiestramiento para que sepas cómo guiarle y le puedas enseñar las cosas básicas.

      En cuanto a los niños no hay ningún problema siempre y cuando tengas en cuenta ciertas cosas: los weimaraner son perros con mucha energía, exhuberantes y necesitan interactutar mucho. Un niño pequeño es fácil que se lleve un empujón del perro sin querer y se caiga al suelo. Además, los niños deben ser respetuosos con el weimaraner y proporcionarle estímulos (cuando los niños ya son un poco más mayores).

      Les gustan mucho los niños, pero no les gusta que se abalancen sobre ellos, les estiren las orejas o la cola y todo este tipo de acciones que muchas veces hacen los niños pequeños. 🙂

      Además, siempre que un perro, sea de la raza que sea esté con un niño, siempre, debe estar bajo la supervisión de un adulto.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.